Tuesday, December 05, 2006

Mi Vida Parte 1

EL Burro



Debido a toda la curiosidad que ha despertado mi personalidad enigmática y subversiva en la red. Los tanto correos electrónicos que recibo cada día llenos de amor (hacia mi antitesis), por esa maravillosa opinión que tienen todos de mí, especialmente los cubanos residentes en Europa (o sea los Cubanpeos). He decidido hacer una corta pero redundante autobiografía. En ella pondré varios pasajes de mi glorioso pasado. Y por que no, también incluiré algunas de mis actividades actuales diarias, por supuesto llenas de esa genialidad que me caracteriza.

jijijijiji


Comencemos por decir que nací por los 70s, en una isla caribeña denominada Cuba. Esa isla, llamada una vez "...la tierra mas hermosa que ojos humanos han visto..." (Ya no tan bella pues sus bosques fueron barridos en los 70s por las brigadas CHE Guevara para sembrar cañas) fue el escenario de mis primeros pasos. Soy hijo de profesionales y el hermano intermedio de 4 (uno se partió caballero), Desde muy pequeño mi padre me introdujo al mundo de la lectura, la cultura, las artes, la música, la poesía, la ciencia, y hasta la religión. En casa había miles de libros y también había una biblioteca, teníamos además muchos de esos cartones con extrañas láminas amarillentas y flexibles, que tenían su origen en la babita de los árboles, con marcas negras de eso que mancha y que tienen los bolígrafos adentros. En fin, en casa había de todo menos comida. Por supuesto, yo rápidamente, y siguiendo los consejos de mi tío (amante de los alcanos de grupo hidroxilo) me arme una chivichana y pase la mayor parte del tiempo en el parque de la esquina. Aquellos libros mojaditos en la bañadera, junto con el periódico granma, fueron muy útiles en los 90s.

Granma


Y así pase mi infancia, plagada de muñequitos rusos y sus homólogos cubanos y checos. Que emoción al ver el Vegue, el Koniek, el fin... Asistí a la escuela y fui pionero (no tuve mas remedio). Recuerdo que mis padres tenían que esconderme la terrible realidad que plagaba a mi pais, Mientras yo gritaba con emoción en el matutino que seria como el CHE, mami se recalcinaba los sesos pensando que cocinaba ese día. Casi siempre salía jefe de emulación, menos una vez que me hicieron jefe del botiquín. Pero no fue hasta que salí jefe del mural que descubrí mis cualidades artísticas. Era muy bueno con las manos (pudiera ser también debido a que para ese entonces me había convertido en el grillo del afamado cuadro de Dalí).

EL Gran Masturbador.





Ya estábamos a mediado de los 80s y yo un poco mas grandecito ya seguí viendo los muñequitos rusos, y seguí viéndolos un tiempo mas hasta que descubrí esa cosa mojada que llevan las mujeres entre las piernas. Aquello fue locura, si papa tenia alguna duda de si yo era gay estoy seguro que la perdió. Ahi comenzó mi verdadera lucha, una lucha que hoy en día no ha mermado pues aun a esta avanzada edad me enamoro cada 15 días. También para entonces comenzó mi actividad contrarrevolucionaria. Actividad que más tarde me obligaría a abandonar la isla. Entre las muchas cosas que hice les puedo mencionar la ver que le puse las puntillas a las planadora parqueadas en L y 23. Y, aunque ya ha pasado mucho tiempo me gustaría confesar que también exitosamente le di candela al puente de hierro que conectaba el malecón con 5ta avenida. Como pueden ver, no puedo comprender como la revolución de Fidel pudo soportar el embate de mis actos violentos. Creo que si hubiera pintado el cartel de abajo Fidel sobre el busto de marti en la plaza con la lata de pintura blanca que use pal cuarto hubiera destruido a Fidel.

Planadora



En fin, llegamos a la época en que abandone Cuba, llevaba rato esperando la salida. Había tratado con unos amigos de conseguir una carta de invitación pero no tuve éxito pues mi vecina que estaba loca me las botaba todas (decía que esos paquetes grandes tenían bombas) Yo creo que la vieja las botaba todas pues no me acuerdo nunca en Cuba de recibir una carta nunca. Hasta que finalmente pude hacer mi balsa y viajar a Miami.

Baboso



Que cuidad, que color, que luces... Salir de ese tan apagado José Marti a caer aquí y pasarle por arriba a este manojo de luces... Ese fue mi primera impresión al llegar a Miami: Las luces. Fue también raro pues como me sentía como un guajiro en la habana salí a buscar el capitolio pa tirarme una foto pero nunca lo he encontrado. Lo siguiente en la historia ya lo saben. Una persona con este apetito sexual tan voraz que tengo yo (si hubiera sido hembra me hubieran diagnosticado fuego uterino) sufrio amargamente eso inicios. Pase hambre, mucha hambre. Y lo irónico es que había comida como loco. Aquí no se que le dan a las hembras pero ya desde los 13 son unos pollitos y echan tetas a los 10. Se dice que son las hormonas de las macdonalds pero yo creo que es el clima. Y las cubanas culonas que emigraron para aca a regaron sus genes en Miami. Vamos a saltar esta época tan terrible y remontémonos 6 meses después (cuando finalmente vi. mi primer bollo miamense).

Pussy




La muchacha estaba un poco rara, tanto era así que le decían tumbao. Bueno en realidad trabaja conmigo en un hotel de la playa (donde tuve mi primer trabajo decente, luego de que se me pelo el culo parao en el restorán gallego y los huevos vendiendo Burguer King. Recuerdo que ella me miraba (si por que aunque no me daba cuenta cuando aquello yo era un pollo) y yo me resistía pues ese caminao de ella le tumbaba el mandao a cualquiera. Pero no un día no pude resistir más. Coji mi pontiac y la invite, ella se me resistió por par de minutos y luego nos fuimos a la covacha. Como seguramente se imaginaran yo soy medio patón (pa llevarme bien) así que no tarde en llevármela pa un hotelucho de basura de la calle 8. Nunca supe quien de nosotros dos tenía más queso. Pero aquella noche fue espectacular para mí. Ella, acostada en la cama sin caminar, no lucia tan "tumbao" como antes. Luego de saciar las ansias nos fuimos respetuosamente del hotel, temiendo que ella quedara embarazada de otro pues descubrimos extrañas secreciones foráneas en la cama.

Celia



Fue un amor de una noche, al otro día me dieron tanto cuero por lo de tumbao que no solo no la pude ver mas sino que tuve que dejar ese trabajo. Me decían "pata e cabra".

Pata de cabra





Luego les sigo la historia.

3 comments:

Anonymous said...

Coño Burron cuando viene al parte 2 de tu vida?, si sigue como la 1ra parte creo que la puedes vender en Miami porque esa es la historia de casi todos los que llegan sin jeba aqui, la eterna lucha por la conquista del triangulo de las bermudas. Sigue coño que estaba buena la historia!

Kubalgie said...

Hola Burrito (Ay Dios no se si me estoy metiendo en camisa de once varas!)

Burrito tengo una idea!!!!
Tómala al pie de la letra y no como ofensa!

qué te parece si hacemos una especie de Blogohospital Psiquíatrico en la Blogoesfera (sin medicamentos ni electroschoks ni nada de eso). Tu serías el protagonista! Te imaginas??? Tú el protagonista??

Y sabes hay locos con ideas geniales, ahí te podrías desahogar y hacer de las tuyas. (Eso si, sería una sala cerrada y cuando estés estable te damos pase y puedes salir por ahí a desandar).

Tengo incluso un par de blogopsiquiatras cubanos para ti.

Como me pasa a menudo, me he reído mucho y algún que otro Hmmm con este Post tuyo.
Ah! Gracias por tu locura de poner un link de mi Blog!

Saludos
K

Eddy said...

Estuve buscando algo realmente divertido que viniera de un cubano sin meterse en tantos lios de politica que aunque no querramos nos empapa y me parecio super el primer encuentro con una niña en miamai,pues me imagino que hay muchas historias en lugares tan disimiles del mundo donde hay un cubano con respecto al esto,el primer encuentro depsues de salir de cuba,por favor sigue la historia o es que al final se casaron jaja!!