Tuesday, January 23, 2007

Mi Vida Parte 2

Luego de esta prolongada ausencia he decidido terminar (o al menos seguir) esta desagradable secuencia de eventos que ha terminado por convertirme en el monstruo que soy hoy en día. Me imagino que lo sea pues la jeva actual me dice que lo soy y como que no tengo 12 pulgadas no creo que sea por eso!

Monstruo


Luego de aquel desagradable encuentro con tumbao, pase un tiempo evitándola pues todavia me sentía un poco mal cuando estaba cerca de ella. No eran solo las nauseas que me provocaba haberle metido mano a “algo así”, era además que cuando aquellos mis genes de la compasión tenían cierta expresión dominante y no eran todavía recesivos. Con el tiempo cambie de trabajo y deje detrás el desagradable episodio.

genes


Y hablando del tema, Durante mi estancia en el hotel de la playa me puse a estudiar y logre pasar una pruebas supuestamente muy difíciles que me dieron un papelito con el cual pude buscar un mejor empleo. Durante esa época salí con una flaca que trabajaba en la recepción. La pobre era venezolana y parece que no conocía la cuchilla de afeitar pues tenia mas pelos allá abajo que un Gremlin. A veces no sabia cuando la tocaba si le tocaba el clítoris o si estaba drogado y tocaba apasionadamente los huevos peludos de un oso. No era que hubiera experimentado muchos clítoris afeitados sino que unas buenas pajas en frente al canal playboy me habían ensenado las tendencias alopécicas de la mujer moderna americana.

Venezuelan


La cosa con la venezolana no tenia futuro, no es que fuera Chavista (pues el tipo no andaba por to’ eso todavía) sino que los modos de pensar eran muy diferente: ¡Yo pensaba y ella no! Con el tiempo me di cuenta que no debí haberla dejado pues nunca he conocido a una fémina que platicará ese sano ejercicio. La flaca estaba bastante bien y luego que se afeito no era tan mala hoja. Lo único que tenia un hueso donde van las nalgas que no llenaba el breve espacio en que no estaba. Tal vez por eso me dejo, Una vez le hacia cosquillas en la espalda me pregunto que por que le tocaba tanto el culo. De más esta decir que luego de mi respuesta rompimos comunicaciones.

Pelu


No puedo decir que la suerte no me acompañara en mis andanzas. El nuevo trabajo me permitió alejarme de esa fatídica cifra de cinco quince. No tuve ni la suerte de disfrutar del seis quince que Clinton nos trajo. Al pasar del tiempo pude cambiar el Pontiac. Ese carro me tenia la vida echa un yogurt. Tenia la costumbre de romperse los viernes y darme un fin de semana mecaniquero. Estos automóviles de aquí no tienen la sólida tecnología de un Lada 1500 con su carburador y su timón duro. En realidad los carros acá son completamente incomprensibles. Tienen miles de líquidos y subsistemas incomprensibles que los hace irreparables para cualquier cristiano. Lo peor son los censores. Esos están supuestamente diseñados para controlar el carro, pero se meten todo el tiempo descontrolados. La mayor parte de las roturas del cabrón carro eran los mierderos censores… De pinga, Yo creo que si Caín la paso mal, hubiera sido peor si Dios lo hubiera mandado en vez de a pie con el Pontiac mío, ahí pasar las de Caín hubiera adquirido otra dimensión.

Car


Todavia hoy en dia cuando veo un pontiac me duele el cuello, las manos, el bolsillo y hasta se me erizan los pelos del culo...

Pontiac




Ya con mi perol nuevo (de uso pero mucho mas estable) y mi trabajo pense que mi vida amorosa mejoraria. Craso error, Aquí no es como en Cuba que si tienes un carro y un poco de billete se fijan en ti, aquí hay que tener un Mercedes y guaniquiqui pa’ botar.

Mercedes


Tuve que seguir comiendo carroña.


Carrona



(Continuara…)

2 comments:

yoyi said...

Bu menos mal que has puesto algo, nos tenias abandonados.como te van las cosas. la mangui estuvo por aqui a verme.

chiquitacubana said...

Pupu mio, vengo de leer tus controversias de valladolid , version cubano de la habana vieja en Miami, siempre esa buena prosa, y tu bichito de talento destronando clitoris ululantes y desparpajados, pues ya llegue a la ciudad de todos los exilios y sigo en el querer hacia ti, como diria un cantante de esos que te erizan los pelos "tu eres mi amigo del alma... y el resto no lo se.
lamarga